Salterio Online

Bienvenidos al blog de Tomás Garcia Asensio también conocido como Saltés. Los que me conocen sabrán de que va esto, y los que no, lo irán descubriendo...

sábado, 11 de febrero de 2017

La perspectiva común.


COMO SI NO FUERA MÍA.

Ayer tuve la gran satisfacción de asistir a una inauguración en el museo Francisco Sobrino de Guadalajara. De la exposición titulada "de la A a la Z 29 sonidos pintados" Consistente en 29 letras pintadas con acrílico, como si fuera acuarela, en lienzos de 70 por 70 y 2 de 150 por 150 que al modo de Robert Indiana, y como homenaje a este pintor, tenían escritas la palabra AMOR.

Con la misma distancia con que he redactado el párrafo anterior entré a ver esa exposición, compuesta por cuadros que había pintado yo ¡y me encantó!

Parece de una inmodestia inadmisible. Pero es que se me da mucho esa especie de esquizofrenia etimológica y benigna. La esquizofrenia es un grave desorden mental ¡Dios nos libre! pero la etimología del nombre no es tan alarmante. Literalmente es "escisión de la mente". Y yo suelo "escindir mi mente" con gran facilidad. Y como la exposición no la monté yo, sino los del museo según una detallada maqueta que hice para concebirla, pues cuando la vi estaba totalmente montada y pasé de la nada al todo inmediatamente. Y entré en una sala donde había una exposición, conocida en todos sus detalles pero que superaba con mucho la idea que había preconcebido.

Como algunos sabréis, pinto según la estética geométrica, o mejor dicho "estética concreta" en oposición a "estética abstracta".

La "estética abstracta", según lo veo, es la que produce pinturas y esculturas "abstrayendo" de la realidad visual circundante. De modo que si la realidad inspiradora se reconoce sin ninguna dificultad constituye la "estética figurativa". Si además resulta muy evidente sería la "estética realista". Y, por el contrario, de ser totalmente irreconocible sería la llamada universalmente "abstracción".

La "estética concreta" nada tiene que ver con la realidad circundante, suele tener un aspecto geométrico, y se le suele llamar por eso "abstracción geométrica".

En resumidas cuentas, que prácticamente en el plano profesional me he mostrado casi siempre como un ortodoxo pintor concreto "sin mezcla de realismo alguno". Pero en este ocasión no me he resistido a la tentación de "apuntar fuera del tiesto". Y con mis cuadros me he puesto a flirtear y a hacerle guiños a la figuración. Y sin dejar de ser geométrico, y colorista, que de eso hablaré luego, me he puesto en plan figurativo, y, como ya he dicho,  en estos cuadros represento, es un decir, letras y palabras, acercándome al Pop Art, estilo que siempre me ha producido una secreta atracción (o puede que no sea tan secreta).

En cuanto al cromatismo también presentan novedades esta exposición respecto a mi trayectoria habitual, porque generalmente aplico inflexiblemente un esquema que me he inventado, y en este caso doy rienda suelta a la imaginación.

Los cuadros de esta exposición datan de hace un par de años, pero más recientemente saltó la noticia de que ¡la Academia de la Lengua ha proscrito dos letras! La "che" y la "elle". Doctores tiene la Iglesia pero me parece una pena que dos fonemas, sonido portadores de significado, queden sin expresión gráfica específica. Y se diga que no son letras sino meros "dígrafos" ¿Y no es un dígrafo la "W"? ¿no son dos uves pegadas? La "Ñ" es un caso parecido a la "Ch" y a la "Ll". pero tuvieron el acierto en su día de ponerle una tilde en vez de adosarle otra letra o repetirlas para alargarlas como hicieron con la "che" y con la "elle".

Tales circunstancias hicieron replantearme la exposición ¿Elimino la "Ch" y la "Ll"? ¿Las exhibo?

Opté por exponerlas, como había pensado, y además añadir otras dos. Y haciendo uso del poder omnímodo que se nos ha conferido a los artistas pinté una "Che" y una "Elle" como C y L con tildes.

En cualquier caso todo esto no es más que la maquinaria interna de esta exposición. Como la tienen los relojes. Pero propio de los relojes es dar la hora y lo propio de las exposiciones es producir sentimientos artísticos inefables en los espectadores.

Lo gratificante en esta ocasión ha sido experimentar la visión del espectador sin que me perturbe mi papel de autor ¡Lo cual es un privilegio! porque el espectador es el rey y el autor su siervo.






jueves, 12 de enero de 2017

Incitación al dibujo.

INICIACIÓN AL DIBUJO 2.

En el post anterior os presenté las imágenes del cuaderno de modelos que le había dibujado a mi sobrina Ángela y os anunciaba que más adelante os presentaría las imágenes de un cuaderno análogo que le dibujé a mi sobrino Gonzalo. Tales imágenes están aquí.

Cuando yo era pequeño me regalaban cuadernos para colorear, pero no me gustaban nada, porque notaba que eso era una misión imposible, ya que por más que me afanara nunca saldría igual mis dibujos a los modelos. De mayor me he dado cuenta que llevaba toda la razón del mundo, porque, para empezar, no se puede copiar exactamente con lápices Alpino un impreso, cuyo original estaría pintado con guaches, acuarelas o vaya usted a saber. Por eso estos cuadernos que hice para mis sobrinos con unas páginas pintadas con acuarelas y otras en blanco no tienen la finalidad de rellenarlos con dibujos iguales a los míos ¡sino mejores! Yo les doy la ocasión y ellos la aprovecharán para hacer dibujos hermosos ¡estoy seguro!

Digamos que hice la primera parte y ahora viene la segunda que es la más interesante.








































martes, 10 de enero de 2017

¡Pintar como querer!


INICIACIÓN AL DIBUJO 1

Les pregunto a mis sobrina Sara que qué le regalo a Ángela, su hija de dos años y a mi sobrino Fernando para su hijo Gonzalo que tiene 4. Y me dicen que algo para iniciarlos en la pintura y en el dibujo.

Supongo que eso se deba al éxito alcanzado desde hace un par de años con Fernando, que es hijo de mi sobrina Mónica, que tiene 8 años, al que le hice un bestiario elemental ¡y no podéis haceros ni idea del partido que Fernando le ha sacado a esos dibujos, copiándolos y haciendo versiones mejoradas de ellos! Y es que cuando Dios otorga sus dones ¡Salamanca es que se sale!

Hoy os muestro los dibujos que le hice a Ángela, y otro día los que le hice a Gonzalo.

Y me diréis ¿Para qué los enseñas? ¿Para tirarte el moco?

No es por eso, sino para emular al Divino Maestro en el episodio de los panes y los peces. Y a tal fin os sugiero lo siguiente:

Compráis un bloc de papeles en TIGER o donde queráis.

En el mismo sitio, o en otro compráis unas ceras de colores, mejor si son "acuarelables", o un set de pastillas de acuarelas o de temperas o guaches y un pincel con cargador de agua, eso tiene que comprarse en una tienda de pinturas para artistas, o en una buena papelería. Luego ponéis a vuestro zagal, o a vuestros zagales, ante el moritor con una de las imágenes que mostraré a continuación ¡¡¡y vais a flipar!!! con los resultados.

Y luego, por favor, ponéis en pantalla lo que hayan pintado para júbilo del respetable.


Lo digo porque mi sobrino Fernando se puso a versionar, en un bloc que le proporcioné, los modelos que había hecho para sus primos ¡y tela!




































sábado, 7 de enero de 2017

Cuando la pescadilla se muerde la cola.


EL MEJOR DÍA DEL AÑO.

El 6 de Enero es, sin la menor duda, el mejor día del año en esta casa.

Es el día familiar por excelencia, cuando se abren los regalos de Reyes.

Y los regalos siempre son mágicos, están ocultos por envoltorios, y cuando estos se abren surgen mágicamente.

Los envoltorios siempre son llamativos, y presagian un interior misterioso y fascinante ¡Y ahí es donde entro yo! tuneando los paquetes inventando una fauna singular que se espera con gran ilusión.

El arte es eso ¡magia! y despliego esa magia en un arte efímero y lúdico, que a veces no es tan efímero porque perdura durante años en las estanterías de las casas de mis hijas o en la nuestra.

El año es como una pescadilla que se muerde la cola ¡y el mordisco lo pega el 6 de enero! Porque el año oficial transcurre entre el 1 de enero y el 31 de diciembre. Pero el nuestro no, porque va del 6 al 6 de enero. Además el día de mi santo, el 21 de diciembre, es el día más corto, y la noche más larga, del año. Y dice un refrán leonés que [el crecimiento del día] "Para los Reyes lo notan los bueyes, y para San Vicente [22 de enero] la gente". Bueno, pues yo ya lo noto cuando los bueyes, ¡porque a mí la oscuridad me mata! y la luminosidad me da vida.

Soy de mucho disfrutar ¡y nada me complace más que mi gente! por eso espero estos días de envoltorios con una gran ilusión y me afano en conseguir un "zoológico" que esté a la altura de las expectativas que la fecha despierta. Hasta ahora nunca ha fallado, y no creo que falle nunca porque este es un público muy entregado.

A continuación os muestro el elenco de este año.


Así que ¡Felices Reyes! que ser monárquicos una vez al año no hace daño!